skip to navigation
Pampers© amor sueños & juegos
¡Bienvenido/! Inscríbete ya Ingresa
USA | EN - ES

22 semanas de embarazo

1   la gente comentaba
en este artículo
 
330
 
1

Tu Bebé

Repasemos qué pasó con tu bebé durante la semana pasada.

A ceño fruncido. Como si estuviera concentrado en un problema difícil de matemática, el inteligente bebé puede fruncir el ceño. ¡E incluso ahora le están saliendo las cejas para hacerlo! Estos vellos finos, como los de su cuero cabelludo, no tienen pigmento todavía; son color blanco. Los párpados también se han desarrollado por completo, aunque están cerrados hasta alrededor de las 28 semanas.

Rutina de ejercicios en el vientre. "¡Agitar mis brazos y piernas es divertido!" Abrir y cerrar las piernas puede ser la actividad favorita del bebé en estos días. Ahora que los brazos y las piernas alcanzaron sus proporciones finales (pero no su tamaño final), los ejercita enérgicamente (pateando, flexionando y uniendo las manos). Hablando de las manos, las uñas ya cubren por completo las puntas de los dedos, igual que en tu caso. Y siguen creciendo. De hecho, es probable que tengas que cortar las uñas del bebé apenas nazca para que no se arañe.

Listo para rellenar. A pesar de que ahora el bebé mide más de 24 centímetros (9,5 pulgadas), todavía no pesa mucho [368,5 gramos (13 onzas)]. En esta etapa, sólo tiene un 1% de grasa corporal. Pero de aquí en adelante, incorporará capas de grasa, que le servirán para producir y mantener el calor corporal. La grasa del bebé es muy similar a la grasa por la que tú aumentas de peso durante el embarazo. Se llama grasa parda y se transforma fácilmente en energía para mantenerlos a ambos equilibrados.

¿Dónde estás, Pulgarcito? El bebé descubrió su pulgar y parece resultarle gracioso. Es probable que el hábito de llevarse la mano a la boca para calmarse se termine de desarrollar al nacer. Es frecuente ver ampollas por chuparse en los pulgares, los dedos en general o los labios de los recién nacidos.


Tu Embarazo

Un respiro bienvenido. ¡A pesar de los dolores ocasionales, esta etapa del embarazo es divertida! Tu vientre ya creció lo suficiente como para "sentirte" realmente embarazada y el resto del mundo también lo notará. Pero aún no lo es tanto como causarte molestias al levantarte de una silla o atarte los cordones. Es probable que ya no sientas náuseas matinales y que hayas recuperado el apetito (quizás mucho). Disfruta de este momento.

Descomposturas ocasionales. Es probable que, en general, te sientas muy bien pero todos tenemos malestares de vez en cuando. Si te resfrías o contraes gripe, lo primero que debes hacer es comunicarte con tu proveedor de atención médica. No tomes ningún medicamento de venta sin receta, excepto que tu médico o partera te lo indique. Para que la recuperación sea más rápida, bebe abundante líquido e intentas comer en intervalos regulares. Todos hemos escuchado (tanto de los médicos como de las abuelas) que la sopa de pollo tiene poderes curativos. Aporta líquido, nutrientes y calor: todo lo que necesitas cuando estás enferma. No haréas daño a tu bebé si no te alimentas bien durante algunos días, pero te recuperarás más rápido al ingerir alimentos nutritivos.

Opinan los expertos. Es probable que sientas algún tipo de dolor pélvico a medida que avanza el embarazo. "El dolor pélvico que compromete la sínfisis púbica -la articulación en el plano medio del hueso púbico- no es raro durante el embarazo", explica Elaine Zwelling, R.N., Ph.D. "Las hormonas del embarazo distienden las articulaciones para que los huesos pélvicos se abran durante el parto. Si bien esto aumenta la flexibilidad, también puede generar algo de dolor". Obtén información de la Dra. Zwelling sobre cómo calmar las molestias.


 
 
1

Comentarios de los Miembros


Me gusta komo te explican cada semana sobre tu bebe

Tal vez le guste